TÉCNICAS Y USOS DEL MASAJE - QUIROMASAJE bcn - GABINETE DE PSICOLOGÍA Y SALUD DE MONTSE VALLS
C. Lepant, 328, 2º 1ª | 08025-Barcelona - Cataluña (España) | Teléfono: (+34) 934.460.927 - Visitas en horas previamente concertadas



TÉCNICAS Y USOS DEL MASAJE

Les técnicas empleadas a la hora de hacer masaje, son un conjunto de movimientos realizados con las manos sobre el cuerpo del paciente.

Esta serie de movimientos, son los siguientes:

  1. Pases magnéticos

  2. Vaciado venoso

  3. Amasamiento digital

  4. Amasamiento palmo-digital

  5. Amasamiento nudillar simple

  6. Amasamiento nudillar total

  7. Amasamiento pulpo-pulgar

  8. Amasamiento reforzado

  9. Cachete cubital

  10. Cachete cóncavo

  11. Cachete dorso-palmar

  12. Pellizco con torsión

  13. Palmada cóncava

  14. Palmada digital

  15. Palmadas digitales con fricción

  16. Palmada plana

  17. Roces digitales

  18. Roces digitales circunflejos

  19. Rodamiento muscular

  20. Pellizcos

  21. Pellizcos con torsión

  22. Pellizcos de oleaje

  1. Pellizcos de aproximación y separación

  2. Picoteos

  3. Fricciones

  4. Tecleteos

  5. Vibración

  6. Presión ocular

  7. Presión coronaria

  8. Presión torácica

  9. Presión estero-torácica

  10. Presión vertebral

  11. Estiramiento cervical

  12. Movilizaciones

  13. Abducción

  14. Aducción

  15. Flexión

  16. Extensión

  17. Hiperextensión

  18. Rotación

  19. Circunducción

  20. Latero-flexión

  21. Supinación

  22. Pronación

De todos estos movimientos, a criterio del profesional, se usarán aquellos que resulten adecuados a la necesidad a tratar y de acuerdo a la intensidad a usar. Ahora describiremos las características de cada uno de estos movimientos, que pueden ser de fricción, frotación, amasamientos, percusiones y movilizaciones.

Pases magnéticos

Esta manipulación consiste en acariciar con las yemas de todos los dedos la zona que vamos a tratar muy superficialmente, ya que es la primera toma de contacto con el paciente.
Salvo alguna excepción se realiza al principio de cada tratamiento y al finalizar, para retirar la carga magnética excesiva que se puede acumular durante el tratamiento.
La dirección de esta manipulación es “centrífuga”.
El ritmo será lento.

Vaciado venoso

Esta manipulación se aplica para derivar o vaciar los vasos sanguíneos, que en este momento pudieran tener exceso de fluido, evitando entonces roturas capilares, la formación de morados, petequias, etc.
Su realización, es al principio y al final pudiéndose así mismo, a criterio del profesional, efectuarse durante el tratamiento.
Su dirección es centrípeta, fundamentalmente al actuar sobre las extremidades.
El ritmo, será lento.

Amasamiento digital

Esta manipulación, sirve para empezar a profundizar en la zona a tratar, puesto que empieza a movilizar la correspondiente masa muscular.
Se realiza con las dos manos y con los diez dedos, actuando alternadamente.
Es de aplicación en cualquier parte del cuerpo.
Con ella se consigue aumentar el riego sanguíneo eliminando el fluido del espacio intersticial proveniente de edemas. Deshace coágulos, adherencias y es descontracturante.
El ritmo de aplicación, será lento.

Amasamiento palmo-digital

Tal como su nombre indica, esta manipulación, al igual que la anterior, sirve para amasar zonas musculares, pero en esta permite abarcar una mayor porción de masa muscular.
El efecto de esta manipulación, es fundamentalmente el mismo que en la anterior, sólo cambia el modo de realización.
Actúan alternadamente ambas manos.
El ritmo, también será lento.

Amasamiento nudillar simple

Esta manipulación, se efectúa con dos dedos, el pulgar y el índice. Está encaminada a tratar zonas más duras y de espacio reducido. Su acción es más profunda en cuanto al plano de la piel se refiere.
Se utiliza habitualmente en zonas cercanas al hueso, tales como columna vertebral y articulaciones.
Su finalidad es semejante a la de las anteriores.
Se aplica con ambas manos de forma alternada.
El ritmo de aplicación, será así mismo lento.

Amasamiento nudillar completo

Manipulación, que como la anterior, tiene su actuación en planos más profundos, pero realizándola con los diez dedos.
Se utiliza en general en zonas de gran masa muscular, como la espalda y dorso de las piernas preferentemente.
Con ella, se consigue el mismo efecto, que con la anterior.
Se suele utilizar en tratamientos deportivos; se trabaja con ambas manos de forma alterna.
Su ritmo de ejecución, es también lento.

Amasamiento pulpo pulgar

Esta manipulación, se realiza exclusivamente con los dedos pulgares de ambas manos.
Se aplica en zonas articulares muy precisas, como muñecas, rodillas, hombros, zona paravertebral, etc.
Su acción fundamental es aumentar el torrente circulatorio (hiperemia) y producir calor en la zona tratada.
La acción de las manos, será alterna.
El ritmo de aplicación, puede ser lento o rápido, a criterio del terapeuta, dependiendo fundamentalmente del tipo de lesión.
 

Amasamiento reforzado

Esta manipulación, se realiza cuando el paciente tiene mucho tono muscular, motivado por la práctica de un deporte o bien por tensiones nerviosas.
Se utiliza como cualquiera de las manipulaciones descritas anteriormente, pero actuando con una sola mano, ya que la otra, refuerza la acción presionando sobre la que trabaja.
Su acción, es descontracturante y el ritmo de aplicación, será lento.

Cachete cubital

Es una manipulación de percusión, que se utiliza golpeando la zona a tratar con el canto de la mano, los golpes, no deben producir dolor.
Su finalidad, es estimulante, tonificante, aumenta la temperatura y la circulación, actúa además sobre el sistema nervioso, estimulando su acción.
Se aplica con las dos manos de forma alternativa y el ritmo de aplicación es rápido.

Cachete cóncavo

Tiene la misma finalidad que el anterior, pero se aplica con la palma de la mano, con los dedos doblados, formando una zona cóncava, que tendrá una finalidad de ventosa, para provocar su acción principal por debajo de la piel.
Se aplica con las dos manos de forma alterna, pero por la posición de dedos doblados, tiene un carácter duro, por lo que se utilizará fundamentalmente en tratamientos deportivos.
El ritmo de aplicación, será así mismo rápido.

Cachete dorso-palmar

Como su nombre indica, esta manipulación se realiza utilizando tanto el dorso como la palma de la mano, requiere una gran coordinación de movimientos, ya que se realiza con ambas manos a la vez actuando de forma alternada.
Su finalidad es aumentar la circulación periférica (hiperemia) y vaciar a la vez este exceso de sangre, dando paso a la entrada de sangre más oxigenada.
Suele utilizarse después de las percusiones, ya que aumenta el calor de la zona tratada.

Pellizcos con torsión

Manipulación, que es realizada con dos dedos, índice y pulgar.
Su utilización se limita a los tratamientos contra el estreñimiento.
Se aplica en la zona abdominal del paciente siguiendo la dirección de las tres porciones del colon.
Se ejecuta alternadamente con ambas manos y su misión es deshacer las heces y conducirlas hacia el conducto anal.

Palmada cóncava

Esta percusión, al igual que todas las demás, tiene la finalidad de estimular y tonificar, pero al realizarse con la palma de la mano en forma cóncava, tiene una acción de ventosa, pero más suave que la del cachete cóncavo.
Se ejecuta con ambas manos a la vez de forma alternada y el ritmo de aplicación, es rápido.

Palmada digital

Este tipo de percusión, se realiza utilizando exclusivamente las falanges de los diez dedos.
Tiene la misma misión que las anteriores percusiones, pero se utiliza fundamentalmente en zonas pequeñas, como el rostro.
No debemos olvidar, que las percusiones que se efectúan con la mano abierta, pueden producir dolor, por lo cual debemos aplicarlas con sumo cuidado, para que esto no suceda, debemos potenciar al máximo un buen juego de muñeca.
Se aplicará a ritmo rápido, con manos alternas.

Palmadas digitales con fricción

Es prácticamente igual a la anterior, pero friccionando al mismo tiempo.
Su acción es la misma, pero debido al arrastre que produce la fricción, consigue derivar el aumento de hiperemia, producido en la percusión.
Se aplica a ritmo rápido y con manos alternas.
 

Palmada plana

Produce un gran estímulo, pero como contrapartida, es la que con mayor facilidad, puede provocar dolor o incomodidad al paciente.
Se deberá por tanto cuidar mucho su ejecución, a través de un correcto juego de muñeca.
Se aplica a manos alternas y con ritmo rápido.

Roces digitales

Esta manipulación, se realiza con las yemas de los diez dedos, actuando sobre la zona a tratar, primero presionando con los dedos y luego arrastrándolos, como si quisiéramos dibujar surcos.
Produce el drenaje del sistema circulatorio y del sistema linfático, aunque de este último en menor medida, aumentando además la temperatura de la piel.
Esta manipulación, siempre se efectúa en sentido centrípeta, debiendo por ello cuidar la dirección al efectuarlo en las extremidades.

Roces digitales circunflejos

Es una variante de la anterior, que se efectúa en la misma forma, pero confiriendo al movimiento de arrastre una forma ondulada. Esto permite abarcar una mayor zona.
Es conveniente su utilización, después de la anterior, para romper la inercia de su ejecución.
Al igual que en la anterior, se actúa con las yemas de los diez dedos.

Rodamiento muscular

Es una manipulación relajante, dado el carácter de vaivén en que se realiza.
Se aplica exclusivamente a las extremidades, en concreto, en brazos y muslos.

Pellizcos

Aunque por su nombre pueda parecerlo, esta manipulación no debe resultar dolorosa, por lo que requiere haberla practicado suficientemente antes de utilizarla.
Se utilizan en su realización, los dedos de ambas manos, su acción es similar a la de los amasamientos, pero en función del tipo utilizado, producen una mayor hiperemia.
Se utilizan para rehabilitar zonas musculares o regiones debilitadas y para tratamientos adelgazantes, ya que movilizan el tejido adiposo.

Pellizco con torsión

Es una variante de los anteriores, en la que además se completa el movimiento dando un giro interno con la masa pellizcada.
Como los anteriores, aumenta la hiperemia y moviliza un poco más el tejido adiposo, por lo cual se utiliza primordialmente en tratamientos adelgazantes.
Se ejecuta con ambas manos de forma alterna.

Pellizco de oleaje

Con esta manipulación, movilizamos mayor cantidad de tejido adiposo y eliminamos así mismo adherencias.
Es utilizado en tratamientos adelgazantes y en puntos dolorosos de la columna vertebral, pero en este último caso pellizcando una menor porción de masa muscular.

Pellizco de aproximación y separación

Al igual que la manipulación anterior, moviliza tejido adiposo y desprende adherencias.
Es de utilidad en tratamientos adelgazantes y para tratar secuelas de lesiones.

Picoteos

Es una manipulación, que se utiliza fundamentalmente en tratamientos faciales, tanto de estética como de recuperación.
Se ejecuta con las yemas de los dedos índice y pulgar de ambas manos alternadamente, provoca la hiperemia y estimula el sistema nervioso en la zona tratada.
Se utiliza en zonas reducidas y el ritmo de aplicación, es rápido.

Fricciones

Esta manipulación, aumenta la temperatura de la piel, es adecuada su utilización antes del acariciado neurosedante.
Es adecuada también para limpiar la escamación de la piel.

Tecleteos

Actúan en la regulación del sistema nervioso, por lo que pueden ser estimulantes o relajantes en función de la situación del paciente cuando se aplican.
Se aplica efectuando percusiones suaves con los diez dedos de forma ordenada.

Vibraciones

Es una manipulación, que requiere acción mecánica y mental, su función básica es estimular la zona de aplicación, que puede estar dirigida al sistema nervioso, a los movimientos peristálticos de estómago, intestinos, hígado, etc.
Para que su ejecución sea efectiva totalmente, es muy importante la acción mental.

Presión ocular

Esta presión, debe efectuarse solo en casos de taquicardias, dada la conexión que existe con el nervio vago, que en este caso sería el encargado de disminuir el ritmo cardíaco.
Se harán entre 8 y 10 presiones, considerándose solo como una ayuda momentánea al paciente, ya que debe ser un médico o especialista el que determine el tratamiento.

Presión coronaria

Presión torácica

Presión estero-torácica

Presión vertebral

Estiramiento cervical

Estas cinco manipulaciones, debido a su dificultad explicativa, deben verse prácticamente.

Movilizaciones

Este apartado describe las manipulaciones siguientes:

Flexión

Aproximación de dos partes del cuerpo unidas por una o más articulaciones.

Latero-flexión

Significa flexión lateral, de aquellas partes del cuerpo unidas por articulaciones con varios sentidos de movimiento.

Extensión

Extender o estirar una parte del cuerpo.

Pronación

Posición de boca abajo.

Supinación

Posición de boca arriba.

Rotación

Movimiento de giro sobre el propio eje.

Circunducción

Movimiento de mayor extensión circular, el hueso recorre el mayor espacio posible.

Abducción

Movimiento de separación, con relación al eje central del cuerpo.

Aducción

Movimiento de acercamiento, con relación al eje central del cuerpo.

Clases de movimientos articulares

Activos

Son los que realiza el paciente sin la ayuda del terapeuta. Mejoran la circulación sanguínea y la linfática, además de movilizar articulaciones y grupos musculares, evitando así atrofias y rigideces.

Pasivos

Son los realizados por el terapeuta, cuando el paciente carece de fuerza para realizarlos.

Activos con resistencia

Son los realizados por el paciente y el terapeuta opone resistencia a los mismos.

Se consigue mejores resultados que en los anteriores, ya que potencian la fuerza muscular concéntrica.

Pasivos con resistencia

Son los realizados por el terapeuta con la oposición del paciente, al igual que en los anteriores, se potencia la fuerza muscular y refuerzan así mismo los músculos antagonistas.

Las aplicaciones más comunes de estas manipulaciones, según el tratamiento que deba hacerse, se encuentran reflejadas en el siguiente cuadro de tratamientos:

AUMENTAR LA IMAGEN

Estas técnicas y movimientos pueden ser usados con diferentes finalidades, ya sea para relajar, para sacar contracturas, para mejorar lesiones o bien para rehabilitación funcional. Según la finalidad, elegiremos el tipo de intensidad de masaje:

  • Quiromasaje de relajación o sensitivo: Movimientos suaves
  • Quiromasaje deportivo: Movimientos intensos, adecuado para contracturas musculares y pequeñas lesiones.
  • Quiromasaje para recuperación del tono y la elasticidad muscular: Movimientos intensos y movilizaciones intensas, a veces con ayuda de aparatos e instrumentos diversos (infrarrojos, vibraciones, tens, aplicación de frío, etc.).

Todos los tipos de masajes facilitan el riego sanguíneo y la circulación linfática y tienen efectos positivos sobre el sistema nervioso, pero cada una de las intensidades tiene unos usos más oportunos, que reseñamos a grandes rasgos a continuación:

Quiromasaje de relajación o sensitivo

Este masaje de movimientos suaves, es el más adecuado por vencer la fatiga muscular, el cansancio físico y también el estrés. También resulta útil para tratar el estreñimiento y los dolores menstruales. Se puede usar también para la eliminación de pequeñas dolencias musculares y óseas y/o pequeñas contracturas, fundamentalmente las producidas por defectos posturales. Asimismo esta intensidad suele ser la adecuada para ayudar a adelgazarse, para reafirmar tejidos y mejorar zonas flácidas.

Quiromasaje deportivo

Es un masaje de movimientos intensos, con el cual se pueden reducir contracturas importantes y tratar malestares producidos al haber hecho movimientos inadecuados, malos gestos o torceduras articulares sin mayores consecuencias. Además, debido a su intensidad, es el masaje adecuado por aquellas personas que practican deportes y que tienen los grupos musculares más trabajados de lo habitual, aunque no tengan contracturas ni lesiones, puesto que el masaje suave, en estos casos, solamente serviría por relajarse.

Quiromasaje de recuperación del tono muscular y elasticidad  

Como en anterior, es un masaje de movimientos intensos, con el cual se pueden reducir contracturas importantes y tratar malestares, el uso combinado de movilizaciones, permite recuperar el tono muscular y la elasticidad de los grupos musculares, que las hayan perdido por causas diversas. En los casos en que sea necesario, se usarán también aparatos que faciliten esta recuperación, como por ejemplo infrarrojos, vibraciones, tens, aplicación de frío, etc. 



NUESTRAS WEBS:

Quiromasaje bcn

Gabinete de Psicología y Salud de Montse Valls

Hipnosis bcn